d.a.s.

Just another WordPress.com weblog

Buscando al personaje (Diciembre.2)

SE TRATA DE DECIR QUIÉN ES EL PERSONAJE DEL QUE HABLAMOS. ¿TE ATREVES? 

________________________________________________________________________

En su país la pobreza no se cuenta, se vive, y en lugar de hablar de ella, se intenta escapar de sus redes. Por sus calles se ven continuamente chicos desarraigados, sin familia, que salen del campo huyendo de la miseria para encontrar nuevas oportunidades. Niños sin estudios ni recursos que están obligados a vivir en cualquier rincón a la espera de un trabajo que, aunque les explote, les dé la oportunidad de comer. Como te puedes imaginar, los sueños no siempre se hacen realidad, y la mayor parte de la gente termina incluso muriendo en las mismas calles en las que ha intentado salir adelante.

¿De qué carecen tantas personas que, con ingenio y sueños y mucho esfuerzo y responsabilidad, podrían cambiar su vida de miseria por una vida digna? ¿De qué están privadas y quién les ha robado ese camino?

Nuestro personaje responde de forma sencilla. La vida le mostró el nuevo camino. Un día se acercaron a él un grupo de personas para pedirle dinero. Algo habitual en su país dado el alto índice de miseria y de indigencia. Sus calles, plagadas de manos realmente vacías y abiertas para pedir, le mostraron el camino: empezar a compartir su riqueza con los demás, confiando en que todo cuanto ofreciese a estos pobres lo vería crecer en lugar de perderse.

Este fue el origen de su idea. Dar a los demás aquello que están realmente pidiendo, aquello que realmente desean, algo que les permita desarrollar sus sueños e inquietudes. No ha conseguido, en sus largos años que nadie salga de la pobreza, pero sí ha visto cómo otros han salido de la pobreza por sí mismos. El secreto: compartir desinteresadamente.

______________________________________________________________

 

Joven, sé valiente, eres fuerte. Joven, ¡escucha lo que los pobres tienen que decir y dales aquello que te están realmente pidiendo! Atiende sus necesidades, no pienses en las tuyas. Joven, el mundo espera de ti una gran respuesta, espera la vida que tienes para poder cambiar las injusticia, eres de tus actos y de tus acciones para construir justicia. Joven, no tengas miedo, no seas cobarde, no te arrincones en tus comodidades. La vida de aquellos que confían en sí mismos es más intensa, más feliz, más digna, más sabrosa que la de cualquiera que se conforma con sus cuatro cosas sin esperar nada más. Si te fías de tus sueños, no te arrepentirás nunca. Si los escuchas, todos saldremos venciendo. Llega la hora de vivir, y te toca vivir a ti.

 

January 7, 2008 - Posted by | actividad, causas, d.a.s., educación, justicia, objetivos milenio, participación, pobreza, reflexión, valores | , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: